El SideBar. El Tourist Trophy de 1967


Hoy nuestro amigo Francisco Codes nos cuenta una historia que pasó en 1967, durante la carrera senior del TT en la Isla de Man.

El SideBar. Por Francisco Codes (@treboldos)

Acabado ya el TT, aun con muerte de Yoshinari Matsuhita y los graves accidentes de Antonio Maeso y Branko Sdarnov, frescos en la memoria, hemos sido espectadores del gran duelo entre Michael Dunlop y John Mcguinness.

Mike Hailwood

A lo largo de la historia del TT hemos disfrutado de duelos que han marcado épocas,  y ahora quiero contaros uno de ellos. Los protagonistas son dos de los más grandes: Mike Hailwood y Giacomo Agostini en el senior TT de 1967. La rivalidad era total sobre todo con el precedente del senior TT de 1965. El día anterior había llovido y al llegar a Sarah’s Cottage (curva  entre la 9ª y la 10ª milla), en la vuelta 2 Agostini y su MV Agusta besaron el suelo, debido a la abundante agua. La moto quedo inservible, pero no acabo aquí la historia, ya que en la vuelta 3 Hailwood, compañero de equipo de Agostini en MV Agusta se fue al suelo en el mismo sitio.

Sarah´s Cottage es una curva en subida. Ahora imaginaros esa moto tan pesada, con la cúpula rota, los escapes (aquellos megáfonos) abollados y grandes daños, unido a la dificultad de  intentar arrancar la MV Agusta de 4 cilindros en subida. Simplemente imposible.  Mike Hailwood, contraviniendo el reglamento se dio la vuelta y en la bajada pudo arrancar, y ensangrentado logro ganar en esa ocasión. Y a pesar de la irregularidad, ningún “Marshall” se quejó.

Al siguiente año y ya con Hailwood en las filas de Honda, Mike volvió a derrotar al italiano. Y llegó 1967. Agostini no estaba dispuesto a volver a perder el senior TT, y a fe que casi lo logra. En la primera vuelta ya batió el record de Hailwood y la tensión iba en aumento. En la segunda vuelta, Hailwood recuperaba su record con otra vuelta magistral y poco a poco se iba acercando hasta que tuvo que perder tiempo en un repostaje para recolocar a martillazos un semimanillar, pero volvió a pista y se lanzó a la caza de Ago.

Giacomo Agostini

Hailwood rodó con aquella magnifica Honda RC 181 como antes nunca lo había hecho, pero la suerte abandonó a Agostini en la última vuelta, en Windy Corner la cadena de la MV Agusta del italiano dijo basta y se rompió, y Hailwood ganó aquella carrera, permaneciendo su record de vuelta imbatido durante 8 años.

Pero lo mejor estaba por llegar, gestos como el que ahora os explicaré han hecho del TT el último reducto del verdadero motociclismo. Mike Hailwood, una vez acabada la carrera se fue a buscar a Agostini y le invito a celebrar la victoria juntos, consciente de que si no hubiera sido por esa cadena el no habría ganado esa carrera. Ojalá me equivoque, pero dudo que alguna vez podamos presenciar un episodio como este en el mundial de Motogp.

Fotos: Google images

TreboldosFrancisco Codes (@treboldos en twitter) es un apasionado de las motos que conoce cientos de anecdotas de cuando el mundial era otra cosa, no habia tanta electronica de por medio y que a pesar de la rivalidad, se podia acabar tomando una cerveza con los otros pilotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =