El SideBar de Treboldos. La Memoria Perdida


Era un viernes cualquiera del pasado Diciembre y fruto de los múltiples contactos que las redes sociales nos brindan a los aficionados al motor, nos citamos cuatro enfermos por las dos ruedas en una acogedora pizzería de la ciudad Condal.

El SideBar. Por @treboldos

min

Era un viernes cualquiera del pasado Diciembre y fruto de los múltiples contactos que las redes sociales nos brindan a los aficionados al motor, nos citamos cuatro enfermos por las dos ruedas en una acogedora pizzería de la ciudad Condal.

¿Hasta ahora no parece nada especial el encuentro verdad? Error, si lo era y de especial relevancia, dado que el dueño de ese local es nada más y nada menos que don Min Grau, el rey de Montjuic.

Para mí era un encuentro especial, ya que la primera carrera que presencie fue la última edición de las 24h de Montjuic donde este gigante acompañado de un tal Cardús y un joven de pelo rizado llamado Garriga se hacían con la victoria.

Antes, durante y después de la cena pudimos escuchar de primera mano multitud de anécdotas, episodios y carreras de la vida de Min, desde sus paseos hasta el puerto para homologar los sides que en el taller de la familia construían, la explicación de la primera monocilíndrica de 4 válvulas que un familiar suyo conserva todavía, sus comentarios sobre los rivales franceses de Japauto en las 24 horas o de sus cambios de moto con Nieto, temeroso este de que la moto de Min fuera mejor de puesta a punto que la suya y devolviéndosela por no serlo y no entender cómo iba tan rápido.

IMG_0259

De cómo formando pareja en las 24 horas con el malogrado Victor Palomo  de mayor talla y envergadura ante las dudas de cómo adaptar la moto a ambos, Min solo necesito un suplemento de espuma en el asiento y era lo único que variaba cuando Victor se bajaba y subía Min. Pero si algo me fascino más que las anécdotas  fue la el brillo en los ojos y el carácter que imprimía a las explicaciones.

¿Y si has leído todo esto y para tu desgracia no sabías quien era Min Grau? ¿Te ha parecido emocionante este breve apunte de las miles de anécdotas que vivió? ¿Te  gustaría conocer algo más?

Es probable que si Min Grau hubiera nacido en las Islas hoy tendría varios libros sobre su vida y lo que es más importante, sobre esa época del motociclismo. Y tenemos que dar gracias, a que periodistas como Juan Pedro de La Torre o Paco Desamparados y aficionados que escriben sobre sus recuerdos  actúan como templarios salvaguardando el Santo Grial del motociclismo español.

Solo deseo que el titulo de este relato no se convierta en titulo de un libro sobre esa parte de la historia de nuestro motociclismo. La Memoria Perdida.

Por último agradecer a Fermí que nos presentara a Min Grau en su acogedora Pizzería la Vela.

TreboldosFrancisco Codes (@treboldos en twitter) es un apasionado de las motos que conoce cientos de anecdotas de cuando el mundial era otra cosa, no habia tanta electronica de por medio y que a pesar de la rivalidad, se podia acabar tomando una cerveza con los otros pilotos.

 

 

Fotos: Google images, Motoclub Tortugas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + cuatro =