Desde el sofá. Silverstone 2013


Aunque un poco más tarde de lo habitual, aquí os dejo mi visión sobre las carreras del Gran Premio de Gran Bretaña.

La carrera de Silverstone, en el Gran Premio de Gran Bretaña ha supuesto el final a este “triplete” de carreras, en el que los pilotos han viajado desde Estados Unidos hasta Europa para realizar tres fines de semana consecutivos de grandes premios. Indy, Brno y Silverstone han puesto a prueba a todos ellos, bien sea por las lesiones que arrastraban o por el miedo a cometer un fallo con 75 puntos en juego en tres semanas.

4ng_5022_original

Una cosa es segura tras estas intensas semanas. Los líderes de cada una de las categorías han salido reforzados, ya que todos han acabado incrementando su ventaja sobre el segundo clasificado, lo que va perfilando en cada una de las categorías a un favorito para hacerse con el título a final de la temporada.

El que más ha sabido aprovechar esto ha sido el líder de Moto2. Scott Redding ha sabido sufrir en el circuito que menos le gusta (Brno), pero ha logrado un podio en Indy y la victoria en su casa, en Silverstone. Esto unido al bajón que ha dado Pol Espargaró, que no ha logrado pisar cajón en estas tres carreras, hace que el británico tenga nada menos que 38 puntos de ventaja. Mucho para una categoría tan difícil como esta, en la que las décimas de segundo te hacen estar con los primeros o en medio del pelotón.

El que era nuestro principal favorito al título, gracias a su gran temporada pasada, no ha conseguido una regularidad suficiente para afrontar tranquilo el final del año. Quedan seis carreras, 150 puntos en juego, pero mucho me temo que Redding le dará al Reino Unido un título que llevan ya muchos años esperando a que llegue, concretamente desde 1977, año en el que Barry Sheene lograba el segundo de sus dos títulos de 500cc.

26pedrosa,93marquez,99lorenzo_s5d5843_original

En la categoría reina, el piloto que no quiere oír ni hablar de favoritismo debido a que es novato, ha conseguido sacar muy buena renta de las tres carreras. Ha ganado dos de ellas y ha sido segundo en la otra, y siempre metiéndole puntos al segundo del campeonato, a su compañero Dani Pedrosa, sin duda el que parece el gran derrotado de esta situación. Si, sé que viene de una lesión, que lo ha pasado mal, pero en Silverstone tenía la oportunidad de dar un golpe en la mesa, de decir “aquí estoy yo”.

Pero fue Lorenzo el que lo hizo. En una carrera magistral del mallorquín, en la que no cedió nunca ante el acoso de Marc, se llevó una importante victoria para su moral. Jorge está lejos en la clasificación, a 39 puntos, pero no va a dejar de luchar. Y como decía un poco más arriba, Pedrosa vio como no podía acercarse a ellos. Y todo ello con un Márquez al que le tuvieron que colocar el hombro tras una fuerte caída en el warm-up. 30 puntos le saca a su compañero de equipo. Y la sensación de que este chico no tiene límites.

Y en Moto3, otro lesionado, que tiene que caminar con muletas se ha llevado dos victorias consecutivas. Luis Salom, con fractura en el talón, solo cedió puntos en Indianápolis, circuito en el que se lesiono. Nada han podido hacer por recuperar su ventaja Maverick Viñales o Alex Rins. El primero cerró en Silverstone su racha de diez podios consecutivos en la categoría. Y el segundo ya tiene que preocuparse mucho de su compañero de equipo, el “otro” Márquez, que ya lleva dos podios y no tardaremos mucho en ver como se hace con su primera victoria.

Fotos: motogp.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =