Desde el sofá. Indianápolis 2013


La primera de esta serie de tres carreras seguidas se ha disputado este fin de semana en el trazado americano de Indianápolis.

Pues otro triplete. Y van seis ya este año. Y dominio absoluto en Moto3 y MotoGP. En fin, que lo de ganar se nos está haciendo demasiado monótono, y aunque nos guste (que nos encanta), hay que darle todo el valor que tienen las victorias de cada uno de los nuestros. Y la verdad es que algunos siguen enzarzados en un absurdo debate sobre qué haría cual o tal si estuvieran todos al 100%. Me reitero. Disfrutad de esta época. No sabemos lo que durará.

10ind_motogp__s5d7960_original

Porque poder disfrutar de un podio totalmente español en la cilindrada reina de las motos es algo mágico. Es algo que llevábamos años viendo a otros países. Gran Bretaña, Italia, Estados Unidos, Australia… Siempre eran los otros los que ganaban. Pero ahora no, ahora tenemos un tío que ha sido dos veces campeón de MotoGP, otro que ha sido cuatro subcampeón de MotoGP y otro que… bueno, que está destrozando todas las estadísticas y los números. Por eso me parece absurdo el menospreciar a Márquez porque Dani o Jorge no estén a tope. Pero sobre todo no me parece justo.

En Moto2 ganó Tito. Un tío humilde, que se harta a dar vueltas al circuito de Almería con su CBR para entrenar y entrenar. Que no hace ruido, pero que a poco que tiene una oportunidad no la desprecia. Se estrenó en esto de ganar este año en Jerez, y este fin de semana en Indianápolis ha repetido. Supo esperar su oportunidad y fue sin ninguna duda el que mejor gestionó el desgaste de los neumáticos.

twitter DamiàAguilarPorque así acabo el neumático de Pol. Un Pol que está sufriendo más que nadie con estos compuestos que tiene Dunlop en 2013, y que no le dan la misma confianza que los que llevaba el año pasado. Un Pol que afirma que está como conejillo de indias de la marca, y que ya lleva algunas caídas en entrenamientos al “probar” ciertos compuestos duros. Y un Pol que está nervioso, al que le pusimos una etiqueta de favorito tras su gran 2012 y que está cometiendo muchos errores, lo que hace respirar a Redding.

¿Y que decimos de Alex Rins? Sí, ese piloto que gana una carrera (ya lleva tres) y cuando llega al parque cerrado parece que no ha roto un plato. Un piloto que está pagando su error de Jerez, en el que se fue al suelo, pero que cada carrera aprende para recortar puntos al líder, Luis Salom. Y menuda carrera la del mallorquín, porque tras el palo que se dio en los entrenos, era increíble ver como atacaba para acabar lo más arriba posible. La categoría de Moto3 está en un puño y todos los puntos son vitales.

Además, en Indy llegó el primer podio del otro Márquez, que ya llevaba unas carreras rondándolo, y que incluso llegó a disputarle a su compañero la victoria. Ese segundo puesto unido al primero de Marc en MotoGP supone la quinta vez en la historia en el que dos hermanos han logrado un podio en el mismo gran premio. Otro hito más para la estadística de Marc. Ese que lleva tres carreras consecutivas ganadas en su primer año en MotoGP, y un total de cuatro victorias hasta ahora. Las mismas que un tal King Kenny Roberts…

Fotos: motogp.com y Damià Aguilar (vía twitter)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =